Cómo ilustrar un libro juvenil: El Capitán Zheimer

Ilustrar un libro parece fácil. Al fin y al cabo, basta con dibujar lo que diga el texto, ¿no?

Si tu respuesta es afirmativa, te hace falta leer este post.

Ilustrar no es en absoluto dibujar o pintar aquello que ya describe el texto.

Entonces, ¿en qué consiste ilustrar?

Para explicar los pasos que nosotros seguimos a la hora de ilustrar un libro juvenil, vamos a coger como referente nuestro trabajo en El Capitán Zheimer, escrito por Nacho Golfe y editado por Editorial Sargantana.

 

Portada CZ1
Portada del libro El Capitán Zheimer, ilustrado por Loopy Teller Studio.

1. Leer, imaginar, componer.

Como es lógico, el primer paso a la hora de ilustrar un libro es leerlo.

Leer se puede hacer de muchas maneras.

Para ilustrar, lo importante es hacer una lectura consciente, teniendo siempre en mente aquellas partes del libro con potencial para ser ilustradas.

¿Qué momentos del libro tienen potencial para ser ilustrados?

Aquellos que ofrecen mayor libertad creativa.

Los que no están descritos al detalle, que permiten que la ilustración aporte más información y no sea únicamente una traducción del texto a imagen.

Para ello, los ilustradores tenemos que ser capaces también de imaginar las ilustraciones. No únicamente el interior de las mismas, sino también el conjunto de todas ellas.

Aquí entra en juego el concepto de ritmo.

El ritmo en ilustración.

Nosotros entendemos el ritmo en ilustración de libros como la armonía de tiempos que se da durante la lectura del texto y las imágenes.

¿Tienen todos los capítulos un número similar de ilustraciones? ¿Las ilustraciones tienen un peso equilibrado, o hay alguna que se coma el texto? ¿Tiene sentido el tamaño de la ilustración con respecto a la importancia del momento?

Con todos estos interrogantes es con los que se compone el libro.

En El Capitán Zheimer, Nacho (el escritor) nos dejaba indicados aquellos momentos que quería que ilustrásemos. Esta es otra manera de proceder. A nosotros lo que nos llegaba era esto:

 

Guión Capitán Zheimer 1, de Nacho Golfe
Este es el aspecto del guión que nos pasaba Nacho Golfe, el autor.

 

Como puedes ver, se aprecia que tiene clara la idea general de lo que quiere que suceda. Aun así, da total libertad para componer la ilustración.

Dependiendo del cliente, te puedes encontrar aquellos que simplemente sugieren lo que les gustaría ver ilustrado (como era el caso de Nacho) y aquellos que te imponen las ilustraciones a realizar.

Tanto a unos como a otros hay que hacerles entender que somos profesionales en este campo, y nuestros consejos sobre qué ilustrar y qué no van a ayudar a que el libro sea de mayor calidad.

2. Coser, cantar y cortar.

A partir de aquí toca coger tijeras y pegamento, y empezar a darle cuerpo al libro.

En el caso de El Capitán Zheimer, en el que ya teníamos la estructura de ilustraciones que Nacho nos había proporcionado, remodelamos algunas partes para agilizar la lectura del libro. Unimos varias imágenes en una, convertimos ilustraciones en páginas de cómic, suprimimos directamente otras que podían entorpecer la lectura, sustituimos unas ilustraciones por otras…

 

CapitanZheimer2 - Loopy teller Studio
Esta imagen eran dos ilustraciones diferentes. Una era para El Rocker ofreciendo los pases VIP a los protagonistas, y la siguiente la reacción de estos. Nosotros decidimos combinarlas para ahorrar tiempo y espacio.

Si hubiéramos realizado la composición desde cero, hubiéramos partido de unos primeros esbozos que luego habríamos tenido que pasar por esta fase de corta y pega.

Esta fase es crucial para ahorrar tiempo tanto al estudio como al cliente.

De esta manera, las siguientes fases de abocetado y artefinalización de las ilustraciones se hacen únicamente sobre las ilustraciones definitivas.

3. Abocetar y artefinalizar.

A partir de aquí cada ilustrador tiene su flujo de trabajo. Realmente se podría decir que desde el inicio, pero aquí es donde más diversidad en el proceso de ilustrar podemos encontrar.

En nuestro caso, y para optimizar el tiempo, primero cerramos los diseños de todos los personajes que iban a aparecer en el libro y abocetamos la composición de las ilustraciones.

Para ello seguimos siempre dos reglas de composición: El equilibro de pesos de una imagen y la separación en planos de profundidad. Esto se puede ver muy claramente en la siguiente ilustración:

El Capitan Zheimer 2 - Separación de planos
En esta imagen queríamos que el Capitán Zheimer y Juan se despegasen del resto de protagonistas, que destacasen. Para ello oscurecimos sus tonos y usamos una gama de colores más oscura en las sombras.

Para el artefinalizado, lo principal es que el color aporte. Que ayude a componer los diferentes planos de profundidad y que transmita al lector las sensaciones que queremos que sienta.

Además, en el caso de El Capitán Zheimer, queríamos que cada lugar por el que pasaran los protagonistas tuviese su propia paleta de colores y que fuese identificativa.

Esto ayuda a introducir mejor al lector en la historia y facilita que pueda seguir la narración.

 

El Capitan Zheimer1 - Dino
Aquí jugamos al contraste rojos-verdes para destacar al dino.

 

Este es de manera resumida el proceso que seguimos para ilustrar un libro juvenil.

Es nuestro proceso, pero cada ilustrador tiene el suyo y sus motivos para tomar unas decisiones u otras en lo que a la ilustración se refiere.

Lo más interesante de esto es que cada ilustrador es único. Se puede replicar la técnica, pero no la conceptualización. Ese es el valor de la ilustración y de los ilustradores e ilustradoras.

Esperamos que este post te haya ayudado a entender mejor el oficio del ilustrador y el proceso de ilustrar un libro juvenil.

Si tienes alguna duda o comentario que quieras compartir, ¡déjalo en los comentarios!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por la seguridad de tus datos, has de leer y aceptar las siguientes reglas del RGPD:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.