¿Por qué hacemos historias cortas en Loopy Teller Studio?

Cabecera-post-historias-cortas-loopy-teller-studio

 

¡Saludos un día más!

Soy Carlos de nuevo intentando aumentar la periodicidad de nuestros posts en el blog.

La verdad es que está siendo complicadillo escribir en el blog estos meses porque (como siempre) vamos de producción hasta arriba…


Hoy hemos estado haciendo un breve balance del año y nos hemos centrado en las historias cortas que hemos ido creando este tiempo atrás. Algunas de ellas han sido premiadas, otras no; unas nos gustan más, otras menos…

Si las conoces, sabrás que no usamos nuestro estilo habitual ni son tampoco el tipo de historias que solemos contar (y si no las conoces, aquí vas a tenerlas todas para leerlas de gratis 💸💸💸).

Dicho esto, es posible que te estés preguntando…

¿Por qué hacemos historias cortas?

Hubo un momento, a finales de 2016, cuando sólo nos habíamos autoeditado Smooth Tea Lyceum, en que nos dimos cuenta de que necesitábamos conseguir más dinero, más credenciales y más variedad en nuestro trabajo para que el estudio despegase.

En nuestros primeros seis meses de vida nos habíamos centrado en hacer realidad un proyecto al que llevábamos dando forma un año entero, pero ahora era necesario que nos despegásemos de él e iniciásemos nuevos proyectos.

Por eso nos metimos en una fase en la que creamos diversas historias cortas en cómic, ilustraciones y demás para participar en concursos y de paso cumplir con esta pequeña lista de deseos:

 

 

  • Crear historias sobre ideas o conceptos que ya llevábamos queriendo desarrollar un tiempo en pocas páginas.

 

  • Salirnos del humor para ver cómo nos manejamos con otro tipo de historias.

 

  • Experimentar otros estilos que nos interesaban pero que no habíamos investigado hasta entonces.

 

  • Enriquecer nuestro portfolio, darle versatilidad.

 

La primera historia: Luchadores Tag

Pues bien, la primera historia que realizamos fracasó estrepitosamente. A día de hoy sigue sin ganar ninguno de los concursos a los que la mandamos ;(

Pero no decimos que sea un fracaso por eso. Si tuviéramos que calificar de fracaso cada cómic que no es premiado… je. Jejeje.

Los problemas con esta historia fueron tres:

  1. El argumento era humorístico, como lo que habíamos hecho hasta la fecha.
  2. Manteníamos el estilo gráfico caricaturesco.
  3. El guión en sí mismo era flojo… no enganchaba. Estaba basado en un gag.

Vamos, que no cumplimos con nada de lo que nos propusimos. I don’t know what happened.

Sí, es duro decirlo, pero hay que ser sinceros; el potencial de este cómic está en el arte y tampoco es nada del otro mundo.

Loopy-Teller-Luchadores-Tag
En nuestra línea, ¿no?

Aprendimos de este primer patinazo y el próximo cómic que hicimos fue…

Nuestra primera alegría: 2008

Es mi historia favorita porque me dejaron guionizarla en solitario y trabajar sobre una idea a la que llevaba dándole vueltas hacía tiempo.

Quería poner sobre la mesa el debate de la legalidad y la legitimidad a través de una historia cercana a la realidad. En este caso se trataba de una historia surgida a partir de una idea que quería transmitir y que tenía más peso que el argumento en sí, por lo que este estaba supeditado sí o sí a transmitir claramente la idea.

Hasta llegar a esa narración de cuatro páginas, surgieron muchas posibilidades de contexto, de ubicación, de tipo de acción y de personajes (desde el cambio de género del personaje protagonista a la inclusión de un cuarto personaje al final).

Loopy-Teller-2008

A nivel gráfico, Rubén y Cristian asumieron un estilo más realista (aunque aún con dejes del estilo de dibujo que suelen utilizar para Smooth Tea Lyceum o El Capitán Zheimer); y en cuanto al color utilicé una paleta más reducida, buscando un uso del color más narrativo (aunque no fue nada sencillo).

2008 es sin duda el cómic corto que más alegrías nos ha dado. Y personalmente me encuentro orgullosísimo de que una historia con un mensaje como el de 2008 sea reconocido.

Charlie no vendrá esta noche

Llevábamos un tiempo trabajando en InOut y Por dinero aúlla el lobo (un proyecto personal que hemos tenido que dejar en pausa por ahora) y queríamos hacer un noir.

Algo oscuro, seco, directo, un cómic con un argumento clásico, sin más pretensiones.

Nos apetecía trabajar en blanco y negro y seguir puliendo un estilo más realista.

En Charlie no vendrá esta noche cogimos del cine noir el estilo de los planos y el contraste B/N para crear las composiciones.

Además, para darle un aspecto más cinematográfico, más realista, aprovechamos para incluir texturas en algunos objetos. Las texturas son uno de los recursos que casi nunca usamos pero con el que queríamos experimentar de cara a futuros proyectos.

Loopy-Teller-Charlie
Aquí sí que se aprecia más el cambio de registro, ¿no?

Este cómic lo hicimos más como un divertimento personal y un experimento que con la intención de ganar ningún concurso. No obstante, también nos ha ayudado a pagar algún gasto…

El último: Altre dia més/Otro día más

Este ha sido el último cómic corto que hemos hecho.

Cuando sucedieron los atentados de Barcelona en el verano de 2017 los sentimos muy de cerca.

En Barcelona tenemos amigos/as, referentes, lugares que forman parte de nosotros y un cariño especial por la ciudad que visitamos mínimo una vez al año. De repente, un día cualquiera dejó de serlo y pasó a tener nombre propio.

Loopy-Teller-Otro-dia-mas
¿Pillas el guiño? 😉

En este cómic imaginamos algunas de las vidas que ese día se fueron. Este cómic fue nuestro tributo. Y nos emocionamos cada vez que recibe alguna mención o algún premio como los días en que lo creamos.

Para este cómic no nos pusimos más límites que los del respeto y la sensibilidad. Decidimos usar un estilo gráfico más de la línea clara valenciana, de la terreta, para sentirlo más cerquita; y una narrativa diferente, menos lineal, que jugase más con sus propias posibilidades. También, por primera vez, utilizar el lápiz como acabado, que se vieran las imperfecciones del trazo.

 


Y estas son las historias que hemos ido realizando en algunos de los huecos entre proyectos de los que te hablaba en el anterior post.

Hemos acordado dejar fuera deliberadamente una historia… un manga… que nunca verá la luz del sol.

Creo.

Porque es MUY malo.

Fueron ocho o nueve páginas… horribles. Lo hicimos a corre prisa, con un guión malillo porque se nos echaban encima las fechas del concurso y no sirvió para nada. Sólo te digo que iba de FIDGET SPINNERS.

En fin, hasta aquí hemos llegado. Espero que te haya gustado el post, y si te han gustado las historias (las puedes leer gratis pinchando en los links) ¡comenta!

Los comentarios son MUY bienvenidos y nos dan calorcito. Además el feedback siempre se agradece 😉

¡Nos leemos por las redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por la seguridad de tus datos, has de leer y aceptar las siguientes reglas del RGPD:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.