¡Feliz 2018 y balance de 2017!

Con la entrada del nuevo año, nos toca hacer recapitulación y balance de todo lo que ha sido este 2017. Sabíamos que iba a ser un año complejo porque queríamos combinar el trabajo puro y duro del estudio con otros proyectos y mayor formación en los campos que nos flojeaban. Pero hemos llegado al final, y oye, el viaje ha sido divertido.

2017: Un año de superación

Ha sido sin duda un año muy intenso a nivel de trabajo, con momentos frenéticos en los que creíamos que no llegábamos con las fechas límite (pero luego sí, por supuesto 💪), colaboraciones con equipos que se han convertido en algo más que compañeros/as de trabajo (nuestras compis de Fractals – Educación Artística ya saben lo que es tenernos fuera del horario laboral 👼), premios, despedidas, reencuentros, y sobre todo nuevos retos para ponernos a prueba como equipo.

Fractals-y-Loopy-Teller-Studio-rodando-para-InOut
Loopy, Fractals y colaboradores externos tras la grabación de un corto promocional de InOut 👍

Una de las cosas que más notamos que hemos potenciado este año ha sido la rapidez para sacar el trabajo adelante sin perder calidad ( en todo caso lo contrario). También hemos reforzado nuestras habilidades de dibujo y color en estilos diferentes al cartoon que traíamos de años anteriores en Smooth Tea Lyceum.

Con respecto a ese proyecto y Con dinero aúlla el lobo, nuestro proyecto de cómic híbrido, esperábamos poder desarrollar más ambos durante la segunda mitad del año.

Ellie, Con dinero aúlla el lobo
Ellie, Con dinero aúlla el lobo

Con dinero aúlla el lobo surgió en un momento de querer suplir una brecha en el mercado de cómic entre el formato digital y el físico, y lo iniciamos a finales de 2016 junto al desarrollo visual del juego de cartas InOut: Gran Hotel Europa (en el que colaboramos con la asociación Fractals – Educación Artística). Para nosotros ambos proyectos han sido una manera de oxigenarnos y explorar nuevos estilos tras un año y medio dedicados por completo a Smooth Tea Lyceum, y de cada uno hemos aprendido muchísimas cosas que aplicaremos en proyectos futuros.

Pero como el destino es caprichoso y las cosas vienen siempre juntas…

…en cuestión de dos meses nos vimos con la posibilidad a) de publicar con una editorial española un nuevo número de Smooth Tea Lyceum, en formato tomo, primero, y b) de publicar un proyecto de libro ilustrado al que le cogimos especial simpatía y del que aún no podemos contar nada (secreto profesional 🙊).

Debido a la carga de trabajo en estos últimos meses, lo que más acusamos es que hemos dejado de lado las redes sociales. Es algo que no queríamos abandonar, pero que estos últimos dos meses hemos reducido al mínimo. En contra del Principio de Pareto que se aplica al marketing digital, hemos dedicado los últimos dos meses a la producción, y un porcentaje mínimo del tiempo a la promoción. Uno de nuestros objetivos para 2018 es retomar la actividad en redes y blog.

También hemos notado que en momentos de mucho trabajo había momentos de caos. Falta de comunicación que se convertía en raccords en las imágenes, malentendidos y algún despiste tonto. Algo a lo que hemos puesto solución mejorando la comunicación cuando toca trabajar fuera del estudio y siendo más disciplinados con nosotros mismos. De los errores es de donde más se aprende 😉

Y ahora, empezando 2018, echamos la vista atrás y nos alegramos de todo lo que hemos hecho este año. Han sido varios proyectos en los que hemos trabajado, muy diferentes entre sí, pero cada uno especial a su manera. De ellos hemos aprendido a tener paciencia para que todo salga (pues cada proyecto es una carrera de fondo), a optimizar el tiempo, y a conocernos más como estudio.

2018: Un año de… (?)

El nuevo año viene igual o más cargado que el anterior, lo cual nos encanta y nos motiva enormemente. Nos hemos propuesto una serie de metas para este año, y aunque aún tenemos que estudiar el camino que vamos a seguir para alcanzarlas, aquí os las resumimos:

  • Centrarnos en encargos para el sector editorial.
  • Mejorar la gestión del equipo: organización y división del trabajo, roles administrativos, mayor optimización del tiempo.
  • Aprender a mejorar nuestra gestión de las redes sociales y blog.
  • Cerrar el año con un balance de XXXXX€
  • Entrar en el desarrollo visual 2D del sector de los videojuegos (opcional).

Y entre encargo y encargo, seguiremos avanzando Por dinero aúlla el lobo y Smooth Tea Lyceum, hasta su publicación.

Con estos objetivos para el año iniciamos 2018. No son pocos ni sencillos, y en algunos casos su éxito escapa a nuestro control, pero vamos a trabajar por ellos y si no llegamos a la meta, sí llegaremos hasta nuestro límite 💪. Va a ser un año clave en Loopy Teller Studio, y tener objetivos tan variados enriquecen lo que habremos aprendido para cuando llegue el próximo diciembre.

Veremos qué tal sale todo. Que no se diga que no lo intentamos.

¡Feliz 2018!

PD: ¿Tú también te has propuesto objetivos para este 2018? ¡Cuéntanoslos en los comentarios! Seguro que coincidimos en más de uno 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por la seguridad de tus datos, has de leer y aceptar las siguientes reglas del RGPD:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.