Cómo gestionamos el tiempo entre proyectos en Loopy Teller Studio

Sí, es exactamente lo que estás pensando.

Escribo este post ahora porque me encuentro sin tareas de producción ni de gestión en estos momentos. Es decir, no tengo nada a lo que meter color ni otras gestiones pendientes.

Y de esto precisamente quiero hablar hoy: Cómo gestionamos en Loopy Teller el tiempo entre proyectos para terceros.

En un principio había escrito este post a modo de How to, pero no me siento nada cómodo sentando cátedra…

Así que he decidido convertirlo en una historia personal, en contarte cómo gestionamos el tiempo nosotros.

¡Dentro vídeo post!

El tiempo. Ese temido villano.

 

gestion-tiempo

Si te dedicas a dibujar, pintar, etc. para otros y tu economía está basada principalmente en que te caigan encargos y proyectos de terceros, seguro que vives con el miedo constante a la escasez. Escasez de clientes, escasez de dinero y finalmente dedicarte a otra cosa.

Habitualmente esto nos lleva a querer abarcarlo todo, a ofrecernos a todo el mundo y coger proyectos de lo más variado. Y aun así, es posible que entre proyecto y proyecto haya épocas de vacío en los que te replanteas todo tu trabajo, tu existencia, y dudas de si sobrevivirás un día más como ilustrador/a.

A nosotros lo primero (lo de encontrarnos con vacaciones involuntarias a mitad de mes) nos ha pasado, nos está pasando en estos momentos, y nos seguirá pasando (aunque realmente no son vacaciones, ¿eh?).

¿Por qué nos quedamos sin nada que hacer?

Desierto
Algunas semanas pueden ser más o menos como esto…

Porque a pesar de todo el curro de promoción online y offline del estudio, de las llamadas y los emails, de los viajes y demás, a veces simplemente no es el momento.

 

  • A veces el posible cliente necesita un poco más de tiempo para pensárselo (y llegará a ti de nuevo cuando más curro tengas y no puedas ocuparte, como diría Murphy).

 

  • A veces no conoces al cliente cuando te necesita (y te maldices por esas semanas en que su proyecto te podría haber salvado el mes).

 

  • A veces tú no tienes los recursos o las habilidades a la altura de lo que el cliente requiere (y no hay ningún problema en ello, con tiempo y práctica las vas a adquirir).

 

  • Y a veces, y esto es más común de lo que parece e importante, estamos en un momento del ciclo editorial anual en el que la mayoría de los proyectos se encuentran ya en fase de desarrollo. Y a lo mejor hasta dentro de dos meses no vuelve a haber demanda de personal para cubrir nuevos proyectos.

 

Por otro lado, luego están los meses en los que la faena sale de debajo de las piedras y de dentro del inodoro.

Esos meses en los que hay días de trabajar diez o doce horas porque A) la deadline es inminente o B) hay que llevar varios proyectos a la vez. Y no siempre se pueden hacer equilibrios con los clientes para distribuirlos a lo largo del año, a no ser que sepas negociar muy bien.

¿Entonces ya está, la respuesta es que no se puede hacer nada? Pues vaya mierda de gestión del tiempo hacéis, ¿no?

Relaja, tampoco es eso. Sólo llevamos la mitad del post 😉

Nuestra gestión del tiempo

Sabiendo que hay épocas en las que es posible que los proyectos escaseen (sean meses, semanas o días), nosotros tenemos una serie de actividades internas preparadas para esos momentos que siempre nos ocupan todo el tiempo hasta que toca empezar el próximo proyecto:

1. Contabilidad y finanzas.

Una de las cosas más peliagudas de llevar en un estudio son las cuentas, y por ahora la gestión contable no la hemos externalizado.

Por ello, aunque en el día a día llevamos un seguimiento contable, lo primero que hacemos cuando tenemos días vacíos es revisar la contabilidad, los pagos y cobros pendientes, que estén todas las facturas, las próximas previsiones, etc.

Créeme, aunque parezca mentira, no es trabajo de un día.

2. Planificar redes sociales y contactos.

De la misma manera, aunque posteamos en las redes continuamente, no solemos dedicarle ni siquiera una hora al día a este tema.

Sí, ya, muy mal, hay que producir un 20% y promocionar un 80%. Pero no es nuestro rollo, a nosotros nos gusta crear.

Por eso en estas épocas planificamos el material propio que vamos a subir a las redes en las próximas semanas o meses organizado por temáticas, creamos ese material y lo dejamos programado.

Sí, como este post.

Y si cae alguno más en las próximas semanas, ten por seguro que se ha hecho seguido de acabar este.

También aprovechamos para mandar correos, pedir información de eventos y actividades en las que queremos participar. Y eso va ligado al siguiente punto:

3. Organizar la producción.

Por último, aprovechamos para organizar los próximos proyectos y los posibles próximos proyectos poniendo fechas internas, recabando documentación, probando software, asignando tareas, etc.

De esta manera visualizamos mejor el trabajo que vamos a realizar, detectamos posibles obstáculos antes de que se produzcan y los solventamos, y no nos pillamos los dedos con los clientes.

4. Bonus: PP. Proyectos personales.

Las tareas anteriores son obligadas.

Es decir, hasta que no las hacemos, no podemos pasar a lo siguiente.

Pero a veces incluso tenemos algún día antes de empezar un nuevo encargo, y es en esos momentos en que volvemos sobre proyectos personales que tenemos empezados. Revisamos lo que hay, vemos si nos convence o si no, avanzamos un poco más, etc.

Realmente, sólo con los puntos dos y cuatro ya podrías ocupar todo el tiempo entre proyectos, pero el resto también son importantes.

Y sí, para esos momentos hay que ser previsor/a y tener un colchón de dinero con el que mantenerte hasta el próximo pago, e intentar monetizar lo antes posible esos proyectos personales.

 

Y con esto me despido. Más que un How to, este tipo de posts los hacemos para enseñar cuál es nuestra forma de trabajo. Somos jóvenes y aunque se nos da bien nuestro trabajo, es posible que este tipo de actividades más de empresa se nos escapen, bien por inexperiencia, bien por ignorancia.

Así que si hay alguna otra actividad que realices en estas épocas muertas y que quieras compartir con nosotros, estaremos encantados de aprender de ti.

¡Hasta el próximo post, nos seguimos por las redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por la seguridad de tus datos, has de leer y aceptar las siguientes reglas del RGPD:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.